martes, 31 de octubre de 2017

CUENTO DE HALLOWEEN: Las dos hermanas y el castillo en llamas 1ra parte


CUENTO DE HALLOWEEN:

Por. Dott. Claudio Emilio Pompilio Quevedo
Editor/Director SUROESTE_ITALIA
Ilustración: Licencia Commons
Autor: Pulo


Siempre he pensado que en la vida del hombre existen momentos desafortunados. Días trazados por la fatalidad. Malditos por Dios. Donde el demonio y sus criaturas merodean a los incautos para seducirles y arrastrar hacia la perdición.

Yo no estuve exento de sufrir esa desgracia y solo por un acto jamás imaginado de la Divina Misericordia, puedo hoy escribir estas líneas, narrando mi triste historia, con la única pretensión de llamar la atención de aquellos que piensan que lo extraordinario nunca sucede al hombre común.

Mi desgracia y redención la debo a dos mujeres, ambas hermosas y diferentes como el agua y el aceite.

Años atrás, en una fría tarde del otoño de 1896, cabalgando por la campiña de Gloucestershire, el tramonto me sorprende en medio de una floresta donde puede observar, entre los más disímiles sonidos y gélidas ráfagas de viento, la llegada de una noche cerrada, donde no resplandecía en la bóveda celeste, ni la inconstante luna, ni su eterna corte de estrellas. 

Estremecido por el helado aliento de céfiro desmonto de mi caballo y llevo los brazos al pecho dándome un fuerte abrazo tratando de entrar en calor e intentando pensar que haría para pasar la noche en un lugar diferente que no fuera entre el follaje seco y las hojas danzarinas que incansables forman pequeños remolinos que se desvanecen en fracciones de segundo, según va cambiando la dirección del viento. 

Con inquietud pienso en el último pueblo que dejé atrás. Demasiado lejos para recoger mis pasos, y entre dientes maldigo mi necia decisión de continuar el camino a sabiendas que la hora no era propicia para aventurarme en el bosque desconocido y haciendo oídos sordos a las consejas de la vieja posadera que en tono protector advierte de los peligros de la noche en un desolado paraje como este.

-Siempre cabezotas- me recrimino a viva voz, lanzando puños al viento, como pugnando contra un incorpóreo contrincante. 

-Y ahora qué hago ene este paraje solitario… sin saber a dónde ir o qué camino tomar. Como siempre la haz hecho de oro Eduard-

Impotente siento que los ojos se humedecen, amenazando con hacer brotar un indetenible torrente de lágrimas, pero logro contenerme porqué a mis veintinueve años, ante una situación difícil y desconocida, no puedo reaccionar como un mocito atemorizado, así que, tomando el último sorbo de vino remanente en el fondo de mi pequeña licorera de plata, ajusto la gruesa bufanda de lana que circunda mi cuello, sistema el sombrero y monto el alazán para proseguir mi errático viaje, implorando al cielo tener suerte de encontrar alguna cabaña o mejor una aldea donde pernoctar cobijado por la calidez emanada de una chimenea encendida. 

Por intuición pienso que la noche no está tan avanzada. Debido a la oscuridad no puedo ver la hora que marca mi reloj de bolsillo, pero deben ser las siete de la tarde a pesar que parece media noche.

A medida que avanzo los ecos se van exacerbando… la fractura de las hojas y ramas secas bajo los cascos del caballo, el graznido de los buhos, los lejanos aullidos de algún lobo solitario, el chasquido del follaje tras el paso de los habituales habitantes: zorras, ciervos, conejos… que se yo. 

Acostumbrado al rumor mecánico de un Londres atestado de gente y máquinas, no puedo dejar de reconocer que me encuentro perturbado y un desagradable escalofrío que recorre mi espalda, haciendo erizar los vellos y poniéndome la piel de gallina me confirma que tengo miedo. 

No puedo considerar que soy un hombre cobarde ya que durante toda mi infancia y entrada la adolescencia, abandonado por mis padres en un sórdido barrio de la ciudad, debí aprender a vencer mis temores y sobre vivir en los bajos fondos, entre maleantes y sabandijas peligrosos, siempre dispuestos a lograr sus objetivos a cualquier costo, hasta que una día afortunado, una dama caritativa decide acogerme bajo su protección, para proveerme de una buena educación y convertirme en el flamante abogado en el que me he convertido. Oficio que me ha forzado dejar la cómoda seguridad de mi casa en Mayfair, para ir al encuentro de los herederos de un acaudalado terrateniente, que viven en un perdido condado, al que ni siquiera el tren tiene acceso.

Avanzando por el lúgubre sendero no puedo dejar de recordar tantas historias de miedo que escuché de boca de la servidumbre de mi protectora que hablaban de los seres espectrales, animales fantásticos, hadas, gnomos, brujas y demonios que pueblan los bosques de Inglaterra.

No es exagerado admitir que las inmensas sombras de algunos árboles que extendían sus ramas sin vida, me hacían ver figuras infrahumanas que alargaban sus huesudos brazos hacia mí con el único fin de atraparme y hacer prisionero de su iniquidad. 

Debo admitir, más de una vez cerré los ojos aterrorizados y torpemente hice la señal de la cruz, tratando de exorcizar las presencias que me cercan amenazantes. 

-Maldita noche y maldito cometido- blasfemo a voz en cuello haciendo caso omiso a las remachadas consejas de Lady Rose, siempre vigilante de todo lo que de mi boca afloraba. 

Pero debido al estado de nervios que me invadía, no encontraba otra palabra mejor para aligerar la zozobra, así que no exagero al confesar que en el lapso de un par de horas proferí la imprecación al menos una docena de veces. 

Abatido, casi sin darme cuenta llego a una encrucijada, donde tengo la impresión de ver la figura de una mujer vestida de negro, parada inmóvil bajo una encina, pero antes de comprobar la veracidad de la repentina visión y decidir por cual camino proseguir, repentinamente se levanta una insólita ventisca que hace volar hojas, tierra y pequeñas ramas que me hacen enceguecer y encabritar al corcel, que desbocado toma el sendero izquierdo sin darme oportunidad de hacer nada para impedirlo. 

Aferrado al robusto cuello de la bestia trato de no caer y con dificultad empuño las riendas intentando detener la estampida hasta que súbitamente se detiene como si una fuerza invisible le hubiera apaciguado. 

Con el corazón trepidante, como si fuera a salir del pecho, desmonto y tomo varias bocanadas de aire tratando de calmarme, y es allí, en medio de la nada, cuando alcanzo a ver la dorada luz que resplandece a la distancia, como invitándome a acudir a su encuentro.

Incrédulo, pensando que tal vez solo es un juego de mi imaginación exaltada, como los espejismos de los que hablan los han viajado a través del desierto, decido seguir mi instinto e ir en dirección de la luz. 

No vislumbraba que podía encontrar en un lugar tan apartado, pero la necesidad de tener un refugio cálido y seguro era tan apremiante que no me detengo en estériles cavilaciones y prosigo por el sendero que, increíblemente me iba indicando la bestia, quién lo recorría con una seguridad tan abrumadora que, si yo no fuera su dueño casi desde que nació en las cuadras de mi familia adoptiva, pudiera aventurarme a pensar que ese era su trayecto habitual. 

Fatigado, hambriento y soñoliento me golpe me encuentro ante la imponente reja que imagino reguarda la entrada de alguna residencia campestre.

Por las dimensiones, lo intrincado de la forja en la que se mezclan ramas y rosas, y el imponente escudo tallado en piedra y colocado sobre el dintel, fue tarea fácil deducir que me encontraba ante el umbral de algún castillo o una noble mansión solariega. Una de las tantas opulentas residencias señoriales esparcidas a lo largo y ancho de la campiña inglesa. 

-Impresionante entrada- dejo escapar subyugado por el sorprendente hallazgo y eso que no puedo apreciar todo con acuciosa mirada por lo que desmonto de un salto, me acerco, palpo el trabajo ara sentir su maestría y sin pensarlo dos veces abro la reja, permitiendo el paso del equino que sin mayor estímulo cruza el acceso con suave trote para detenerse unos metros más adelante.

Decidido a pedir posada por una noche continúo envuelto por un fuerte aroma a musgo, líquenes y tierra mojada. 

Conforme me aproximo constato que se trata de un antiguo castillo y voy tomando conciencia de las magnas dimensiones del edificio.

Ya en su parque, gracias a la luz que se desborda por las amplias ventanas del primer piso puedo advertir algunos detalles arquitectónicos y florituras decorativas como grotescas representaciones humanas, pero en particular un grupo de gárgolas de apariencia demoníaca que en medio de la noche no pueden menos que impresionar. 

-Debe ser la casa de algún Conde o Duque- pienso de inmediato y por un momento me asalta el impulso de no tocar a la puerta y desandar el camino, invadido por un imprevisto temor irracional.

Ante aquel palacio, posiblemente del siglo XVI o XVII me siento empequeñecido y por momento tengo la incómoda sensación de ser observado. 

Cohibido ante aquella enormidad caigo en un mar de dudas y en mi mente se inicia un soliloquio sobre qué era lo más prudente, hasta que unos feroces gruñidos y los agitados movimientos de mi caballo que bufaba y pisaba la grava con nerviosismo, me hicieron regresar a la realidad, para encontrarme de cara con la amenazante estampa de dos oscuros mastines de enormes dimensiones y ojos de fuego, que desde el cenit de la curvada escalera de mármol que daba acceso a la planta noble del castillo, bajan con furia para abalanzarse sobre mí. 

Ante semejante amenaza, por fracciones de segundo quedo petrificado, con la sangre congelada en mis venas, pero gracias al instinto de supervivencia, comienzo a correr y gritar pidiendo auxilio.

En mi irracional huida sin percatarme penetro por el camino que da a una gran fuente de la que impetuoso surge el Dios Neptuno y casi alcanzando sus quietas aguas, de un solo golpe soy derribado por los canes que irascibles muerden mi brazo izquierdo y el muslo derecho, agitando sus hocicos para facilitar que sus afilados colmillos penetraran hasta mi piel.

Casi logran su objetivo, pero una firme voz femenina les ordena que se detengan, y ellos, obedientes y mansos, abandonan su presa y prestos desaparecen tras la celestial aparición. 

Tumbado sobre la llevar que rodea el estanque y con el orgullo herido no alcanzo distinguir a mi salvadora hasta que esta se aproxima y con dulzura se pregunta…

-Se encuentra usted bien? Le han hecho algún daño?

Es en ese preciso instante cuando ocurre un hecho milagroso. 

De la oscuridad emerge una majestuosa luna de otoño, tan grande y brillante que ilumina a la perfección el angelical rostro de mi redentora. 

Inclinada sobre mi percibo el fascinante rostro de una joven de oscuros cabellos ensortijados e inmensos ojos azules. 

Con sus delicadas manos me ayuda a incorporar y sutilmente me toda del brazo derecho conminándome a seguirla.

Anonadado por su belleza, las palabras se quedan trabadas en la garganta y solo puedo advertir como se desplaza hacia el edificio con una levedad tal que parece flotar sobre la grava y no tocar los peldaños de la escalera.

Al empujar con delicadeza la enorme puerta de roble primorosamente tallada con cuadros que me parecieron de escenas bíblicas, entramos a un espléndido vestíbulo y luego a un suntuoso salón de cuyo techo abovedado pende una enorme araña de cristal francés iluminada por decenas de áureas velas blancas que bañan de luz el lugar, calentado por el amable fuego que arde en una imponente chimenea de mármol blanco custodiada por dos feroces dragones sobre la cuál cuelga, en medio de un recargado marco dorado orlado de ángeles y flores, el retrato de una joven de impactante belleza, semejante a mi anfitriona pero vestida con ropa de inicios de siglo.

Todavía un poco aturdido por el incidente ero tranquilizado por la hipnótica voz de la dueña de casa, alcanzo a ver como de una pequeña puerta disimulada en la pared emerge un hombrecillo de edad madura, aspecto rechoncho y vestido con una graciosa camisa de dormir que, angustiado se aproxima a la dama.

-Que ha sucedido my lady? Los ladridos de los perros y una voz de hombre pidiendo auxilio me despertaron junto al resto de la servidumbre que inquietos aguardan en la cocina para tener noticias de lo ocurrido- dice a su señora mientras me lanza una mirada indescifrable.

-Los perros atacaron a este joven- responde señalándome, y gracias a Dios yo estaba aún despierta para poder salir a socorrerlo.

-Pero… quién es usted y qué hace aquí en Clifford Abbey? Señor, usted está violando propiedad privada al penetrar en esta propiedad sin haber sido invitado. Los perros pudieron destrozarlo por su imprudencia de venir como un ladrón en medio de la noche- Dispara el viejo con voz incriminatoria y conminándome con uno de su nudosos dedos a responder sin dilación. 

-Soy Edward Cronwell, abogado de Londres. Viajo hacia las propiedades del difunto Conde de Easter y accidentalmente llegué hasta aquí al perderme en el bosque.

Estaba frente a la casa y me disponía a llamar a la puerta para pedir refugio pr esta noche cuando fui atacado por los canes y salvado por my lady- respondo con palabras entre cortadas, mientras la joven señora vierte un poco de escocés dentro de una centelleante vaso de cristal tallado que gentilmente coloca entre mis manos para hacerme entrar en calor.

El viejo mueve la cabeza en señal de desaprobación y está a punto de agregar algo más cuando la dama se dirige a mí persona, frenando las palabras del sirviente.

-Míster Cronwell, imagino que no habrá comido y estará fatigado-

-Así es my lady – respondo automáticamente –pero no se preocupe por mí. Solo quiero pedirle me permita pasar la noche bajo su techo. Pueden acomodarme en alguna de las habitaciones de servicio. No quiero molestar. Pariré mañana a primera hora.

Sin atender mis palabras se gira y pide a su mayordomo que preparen cena y cama.

-Lady Blanche…- pronuncia el sirviente queriendo tomar la palabra, pero ella lo mira con tal firmeza que este no tiene otra alternativa que bajar la mirada y obedecer sin contradecirle, pero no sin antes lanzarme una mirada de desaprobación y desconfianza antes de desparecer por donde había entrado. 

Con generosidad y una sencillez perturbadora lady Blanche me sirve otro trago y se sienta a mi lado para conversar, preguntándome por Londres y mis actividades, seguramente con la sola intensión de hacerme olvidar por completo el mal trance sufrido ante la puerta de su casa. 

Sintiendo el suave perfume de jazmín y rosas que se desprende de su frágil cuerpo de alabastro, la escucho arrobado cuando entra al salón una joven sirvienta que disimulada le indica algo al oído.

Lady Blanche se incorpora. Yo hao lo propio. Con gran gentileza me indica que todo está preparado; el agua para el baño, la habitación, la cena caliente, y con un elegante ademán de su grácil brazo ricamente enjoyado indica que la siga.

En silencio salimos de la habitación, no sin antes percibir la extraña mirada que dirige a la dama del retrato sobre la chimenea, que a esa hora de la noche, quizás por efecto del licor sin haber comido, absurdamente parece haber cambiado de posición. 

Regresamos al vestíbulo y lentamente comienza a ascender por la escalera de peldaños de mármol italiano ricamente alfombrada en bordeaux. 

En el primer descanso se detiene por un segundo y capto de nuevo su intrigante mirada. De nuevo otro imponente retrato de la mujer del salón, pero vestida con un traje más actual.

Ene se momento traté de no darle importancia pero antes de re iniciar la escalada puedo jurar que la del retrato me ha mirado pero… -No! Es imposible. Seguro todo es fruto del cansancio. Es una locura!. Una pintura no puede observar a un ser humano- digo entre dientes creyendo no haber sido escuchado pero…

-Ha dicho usted algo?- pregunta Lady Blanche que se gira curiosa hacia mí. 

-Decía que es una dama muy hermosa la de los retratos- respondo tratando de mantener la sangre fría y no cometer la imprudencia de comentar mi impresión, a riesgo de ser tomado por un demente.

-Es cierto- responde con una sonrisa y sigue caminando hasta llegar a l inicio de un largo corredor amueblado con dorados muebles franceses del siglo XVII, tapizados en seda, salvados de la revolución, académicos retratos familiares de todas las épocas que al pasar frente a ellos me dan la misma sensación que me observan y siguen con la mirada, costosas arañas de cristal austríaco iluminadas como en una noche de fiesta y una multitud de puertas cerradas, con picaportes de oro.

Se detiene frente a la última de ellas, gira la mañilla y…

-Esta será su habitación míster Crondwell. Aquí encontrará todo lo que necesita. Me he permitido mandar preparar el baño para que se despenda del polvo del camino. Auguro que pueda descansar y olvidar el enojoso asunto con los perros.

No se preocupe por levantarse temprano. Puede dormir tranquilo.

El desayuno se sirve en el comedor formal a partir de las diez. Uno de los empleados le avisará y acompañará, Y… puede dejar sus botas frente a la puerta para que se las limpien.

Que pase una buena noche-

-Quedo agradecido my lady…- es lo único que alcancé a decir antes que ella cerrara la puerta y desapareciera.

Tal como ofreció, dentro de la habitación pude encontrar lo necesario para asearme, alimentarme y descansar.

La alcoba era amplia. Techos de doble altura, dos grandes ventanales vestidos de tafeta de seda azul cobalto, una chimenea bien alimentada con gruesos troncos que producen un fuego abrazador cuya calidez se esparce por todo el espacio produciéndome una placentera sensación de adormilamiento. 

La enorme cama de adoselada, cubierta con elegantes sábanas de seda, perfumadas con lavanda, estaba ya preparada para el reposo, y frente a una primorosa berger tapizada con suave terciopelo blue, una mesita redonda vestida hasta el suelo, sobre la que reposa una pesada bandeja de plata cincelada sobre la que se apoyan variados platos, copas de cristal y una botella de fino vino tinto francés.

Fatigado pero curioso recorro el perímetro de mi temporal aposento para dar un vistazo a algunas de las pinturas colgadas sobre las paredes. Antiguos personajes que supongo alguna vez formaron parte de la familia. Obras de impecable factura que bien podrían ser expuestas en algún prestigioso museo más que en una residencia particular.

Un atisbo muy didáctico que me permite descubrir los secretos de algunas obras, grandes y oscuras, colgadas en los lugares más elevados de las paredes. Pero no puedo continuar; el hambre hace rugir mis entrañas. Sin dilación me siento a devorar todo lo que han tenido a bien obsequiarme. 

Con rapidez desaparecen las viandas, igual que la botella de vino, y pronto comienzo a sentir los efectos del alcohol, obligándome a levantarme para asearme y meterme en la cama.

Con los sentidos adormecidos me levanto torpemente t trastabillando penetro en la pequeña salita iluminada que sirve de toilette, donde encuentro una tina de bronce con patas de león y un pesado aguamanil de plata rebosante de agua perfumada y pétalos de rosa.

Desorientado percibo mi reflejo sobre la pulida superficie de un añoso espejo veneciano y procedo a desnudarme para asear mi cuerpo que siento pegajoso por el sudor y polvo del camino.

Justo al momento de posar mi segundo pie dentro del agua escucho diez campanadas provenientes del ornamentado reloj francés apoyado sobre la repisa de la chimenea. Soñoliento derramo un poco de agua sobre mi cabeza que, vertiginosamente corre descendiendo sobre mi cuerpo para unirse con la que plena la tina. 

El contacto de mi piel cansada con el tibio elemento permite que mis miembros rígidos se relajen. 

De golpe me sumerjo dentro del acuoso elemento y unos segundos más tarde emerjo como retornando a la vida. 

En silencio permanezco largo rato observando absorto un punto imaginario en la pared hasta que finalmente me incorporo abandonando la tina, dejando un reguero de agua sobre el piso resbaloso. Regreso a la estancia donde sorprendentemente de la mesa ha desaparecido los restos de la cena y en su lugar me espera una botella de cava, junto a una copa de plata, una rosa blanca y una nota escritas con elegantes trazos donde puedo leer…

-Para que pase usted una noche placentera-

El detalle me sorprende y arranca una tímida sonrisa. Brindo por mi anfitriona y miro hacia el lecho, pero una fuerza irracional me hace ir hasta una de las ventanas, descorrer las colgaduras y observar los rayos que centellean a lo lejos, iluminando algunos claros del jardín.

Abstraído en la contemplación de la tormenta desatada, gracias al fugaz destello de una centella alcanzo a percibir en el jardín la figura de lo que parece ser una mujer vestida de blanco, ¿Lady Blanche? Que forcejea con lo que pienso eran dos muchachos, o quizás enanos, pero casi de inmediato con el poco raciocinio que aún me queda pienso que ha sido un juego de mi imaginación, producto de la lluvia y las sombras de la noche.

Atisbando de nuevo desde mi refugio solo logro ver las ramas de los árboles violentamente batidas por las ráfagas de viento y las gotas de lluvia que se estrellan sobre el empañado cristal de la ventana.

Decidido a no dejarme influenciar por los elementos corro las cortinas y camino como autómata hacia el lecho, sobre el que me dejo caer, pesado como un fardo.

Reposo algunos minutos sobre la espalda, con los ojos cerrados y la cabeza dando vueltas como una noria, hasta que al abrirlos, cuando giro a mi derecha para apagar el candil observo lo que a la distancia parece ser el oscuro retrato de una dama, pero por más que forzó la mirada, no alcanzo a reconocer los rasgos de la imagen, así que, vencido doy un fuerte soplido sobre la flama quedando en total oscuridad. Me doy vuelta, vuelvo a cerrar los ojos y caigo de inmediato en un profundo sueño.

Para mi desgracia el cansancio no me permite reposar, despertando innumerables veces. Inquieto por algo que no comprendo me revuelvo de un lado al otro de la cama y creo percibir rumores peregrinos al otro lado de la puerta. Por momentos logro sentir pasos apresurados, murmullos e incluso un lejano lamento que se puede confundir con el viento, la lluvia o los truenos.

-Hoy es imposible dormir- digo exasperado, pero de pronto todo termina al mismo tiempo, incluso la tempestad, y un súbito declive de la temperatura me hiela la sangre.

Sin poder dar crédito a lo que ocurre, sin intervención humana, las sábanas resbalan por mi cuerpo sudoroso, cayendo a un lado de la cama, dejándome completamente desnudo en medio del lecho.

Aterrado intuyo una presencia en la habitación que intempestivamente se lanza sobre mi apolándose sobre el pecho oprimido que parece estallar.

Mientras mi corazón se acelera siento su fétido aliento sobre mi rostro el cual huele como un animal reconociendo a su presa.

Temblando de pavor no sé cuánto tiempo paso olfateándome hasta que sus labios húmedos bajan por mi oreja descendiendo hacia el cuello palpitante por el frenético flujo de sangre que corre por mis venas, donde dos imprevistas punciones penetran la piel.

Tras un instante de terror se va produciendo placer. Un goce extraño y desconocido, diría sobre humano, que me arroja a una especie de éxtasis, hasta que finalmente abro los ojos y a pesar de las sombras distingo los borrosos rasgos de una mujer con ojos de fuego que al sentirse observada chilla con tal furia produciendo un ensordecedor sonido que seguro despierta a todo ser vivo del castillo, mientras yo pierdo el conocimiento.








MÚSICA: El 04_“CÁNTAME UN CUENTO” REVIVE LA DULCE INFANCIA EN EL CENTRO CULTURAL CHACAO


MÚSICA:

Fuente: Comunicaciones CCChacao
Fotos. Cortesía


En una única función se presenta el espectáculo musical “Cántame un cuento”, junto a Mariantonia Palacios, Gioconda Cabrera, Gilda Lamuño y Carlos Sánchez Torrealba, el próximo sábado 4 de noviembre a las 11 am, en el Teatro del CCCH-Centro Cultural Chacao. Las entradas están a la venta en la taquilla del teatro y en www.ticketmundo.com.



La pieza musical dirigida a toda la familia, recrea de una forma particular el mundo de los niños a partir de un repertorio de canciones populares infantiles, acompañado de cuentos y juegos, convirtiendo la experiencia en un concierto interactivo. En ella, cuatro “grandulones” unidos por muchos años de amistad y empatía, sacarán a pasear al niño interno de los adultos y harán sonreír a los más pequeños de la casa.



Los cantantes Mariantonia Palacios, Gioconda Cabrera, Gilda Lamuño y Carlos Sánchez Torrealba, tendrán la responsabilidad de viajar en el pasado y revivir las famosas canciones tradicionales de infancia, como “Doña Ana”, “Malembe”, “Don Gato”, “Palomita Blanca”, “Arroz con coco”, “El negrito Con”, entre otras.



De acuerdo a los organizadores de la actividad, “Cántame un cuento” es una ocasión maravillosa para ir, entre la gracia y la ternura, al encuentro de nuestro sueño de mejor futuro. “Desde la cuna disfrutamos el efecto milagroso de una canción en el arrullo de una melodía. Luego, cantamos lo que suena alrededor; y en la escuela junto a los juegos, cuentos y canciones se llena el universo de los niños. Pues bien, estos juglares ponderan el cantar y jugar como placeres del alma, como una posibilidad de seguir haciendo fecundas nuestras emociones y nuestro ingenio”, destacan.

El espectáculo musical “Cántame un cuento”, junto a Mariantonia Palacios, Gioconda Cabrera, Gilda Lamuño y Carlos Sánchez Torrealba, se presentará el próximosábado 4 de noviembre a las 11 am, en el Teatro del CCCH-Centro Cultural Chacao. Las entradas están a la venta en la taquilla del teatro y en www.ticketmundo.com.




MÚSICA: MIKEL AITOR presenta su EP cargado de nostalgía caraqueña en clave jazz


MÚSICA:

Fuente: William Padrón
Fotos. Cortesía


Divagancias del este, Desde el Norte

Un EP cargado de nostalgía caraqueña en clave Jazz



"Luces del Hatillo (Perdidos en Oripoto)"


Mikel Aitor nos muestra Divagancias del Este, Desde el Norte (2017), su más reciente EP. Un trabajo alejado de lo que fue Casa Austera (2017), su anterior trabajo en plan cantautor. Ahora muestra su lado instrumental y jazzístico, donde el improv se cuela como cómplice de este cuarteto de composiciones. "Representa el camino de una noche en Caracas, o al menos el Este de ésta. Caótico, elegante, improvisado, impredecible, hasta sucio e incómodo, y lleno de mentiritas", cuenta Mikel. 

Los temas fueron compuestos, ejecutados y mezclados en su totalidad por Mikel, en los estudios de la Universidad Full Sail, grabados en una toma y secuenciado en real time. “Creo que enfrascarse en un género o en un estilo, es anti-musical para mi. Eso de etiquetas es para la radio y las camisas. A mi dame siempre el que se lanza a algo diferente", aporta Aitor. 



La odisea sonora de Divagancias del Este, Desde el Norte (2017) empieza con "Luces del Hatillo (Perdido en Oripoto)", un tema sobre lo romántico y elegantemente bohemio que tiene ese municipio. "Madrugadas de Macaracuay", refleja el golpe de improvisación más fuerte en éste trabajo, dejando ver, precisamente, lo inesperado y la ansiedad constante de esa etapa de la noche caraqueña. 

"Tráfico en la Mohedano", es caótico, con muchos sonidos y combinación de instrumentos, que representa lo que es Chacao para el artista. "Caminos Verdes por Baruta" marca el final del EP, una pieza hecha por completo en el piano, mostrando la tranquilidad de estos senderos y la belleza que existe en algo tan simple y cotidiano pero que no es tan común para todos. 

Entre sonoridades y remembrazas, el compositor exorciza sus sentimientos desde la distancia, apilando un cúmulo de sensaciones como inmigrante. “Esto parte de mi nostalgia por mi ciudad y un vacío que permanece. Fue algo que llegué a sentir cuando estaba en Caracas los últimos meses. El exhilio a veces es mental, con todo lo que pasa, es una agonía lenta y lo ves todo medio muerto en vida. Le falta amor a la ciudad y vaya que a veces, por la misma desconfianza, nos cuesta hasta darle un beso. Lo positivo de éste amorío de lejos es que no te matan, o por lo menos no te das cuenta", dice Mikel con un sarcasmo y jocosidad típica de sus reflexiones artísticas. 

Mikel Aitor se encuentra trabajando en la composición de lo que será su próximo disco, en el que supone un nuevo giro con respecto al pasado. 

Divagancias del Este, Desde el Norte se encuentra disponible en todas las plataformas internacionales de streaming como Spotify o Apple Music y a la venta en Itunes, Amazon y Cusica. 


MIKEL AITOR - "Luces del Hatillo (Perdido en Oripoto)"


Facebook / Twitter / Instagram -> @MikelAitor



MÚSICA: LE’CINEMA ganadores del Festival Nuevas Bandas 2017


MÚSICA:

Fuente: Karime Rivas
Prensa Pal' Toque
Fotos. Cortesía


“¡Ganamos!” se alzó como el grito de guerra de los miembros de la banda LE’CINEMA mientras trataban de asimilar realmente que habían sido nombrados ganadores del Festival Nuevas Bandas 2017. Una banda que promete ahora más que nunca y que con apenas 6 conciertos, se erigen como ganadores de un festival donde participaron muchos músicos de grandísimo calibre. 



Finalmente, ganó una nueva banda el Festival Nuevas Bandas, como muchos dicen. Y es que este evento que ha servido de vitrina para muchos y además ha sido la plataforma de arranque de muchas otras más, en este año, en su edición número 27, trajo consigo una experiencia única para la mayoría de los que estaban presentes. 



De Caracas fueron seleccionados LE’ CINEMA, Kurarex, Chinelo, Gran Radio Riviera y Frankestein V8. En el primer circuito de Occidente fueron seleccionados Casona Fletcher, y en el segundo quedó Paisaje Local. Por el centro, quedaron seleccionados Kurikos Suin, y por Los Andes: V.P.H. Finalmente, por Oriente quedaron seleccionados Musanostra y Colibrí. Todos ellos convocados a la Plaza Altamira Sur a una batalla por la música.



Llegó el momento de la banda para demostrar su talento y el sintetizador a manos de Elías arrancó, dándole paso a la guitarra de Rafael, para dejar estallar el tema ‘Lejos’. El primero del set que los haría ganadores y desataría la controversia casi típica que acompaña a los que han triunfado en este festival. 



Son ya 27 años en que el Festival Nuevas Bandas cumple ofreciendo tarima al talento venezolano y, este año, con 11 bandas maravillosas en su cartel dieron el cierre perfecto con la energía de LE’CINEMA y Colibrí, quienes ganaron una mención especial. 

Personas de diferentes edades, creencias y gustos gritaron al unísono “¿Quiénes somos? ¡Venezuela! ¿Qué queremos?¡ Libertad!”, una frase que, dados los últimos acontecimientos en nuestro país, es capaz de erizar la piel de quien sea que lo oye. Y así es como ‘Resistencia’ se quedó tatuada en la piel de quienes incluso veían por primera vez a la banda, como una forma de protesta, como una voz que suma y como muy bien dice su vocalista, Rafael, “siempre estaremos haciendo música con lo que sintamos que está mal, con el sentir de la calle, con el vibrar de la gente.”

Sorpresas hubo para todos, incluso para la banda cuando se desató un pogo mientras tocaban Resistencia, como símbolo de aceptación por parte de su público. Lo realmente admirable fue el talento que demostraron al controlar la adrenalina que ya había explotado. ¿El final perfecto? A decir verdad, para LE’CINEMA y todas las bandas participantes no es el final, es apenas el inicio perfecto. 

Y es que como premio especial a los ganadores del Festival Nuevas Bandas 2017, se anunció la alianza internacional con la compañía escocesa EmuBands, empresa con sede en Glasgow que distribuye miles de discos en todo el mundo, para publicar futuros sencillos promocionales en grandes plataformas digitales como Spotify, iTunes, Amazon mp3, Claro Música, Deezer, Google Play, Tidal, Apple Music, entre otras. La banda ganadora se le otorgará el privilegio de publicar sencillos promocionales en cada una de estas plataformas.

También, en alianza con el estudio de mezcla y mastering DBMix Studios, se ofrecerá un premio especial para futuras grabaciones de la banda que resulte ganadora de la edición 2017 del Festival Nuevas Bandas.

¿Gran impulso cierto? En fin, como ya se dijo apenas es el inicio perfecto y queda esperar por el lanzamiento de su próximo sencillo, del que próximamente se tendrán noticias y además asistir a sus presentaciones más cercana en el Musicadarte este 5 de Noviembre, o quizás podrás verlos en el Hard Rock Café, donde fueron invitados a una interesante propuesta que combina el teatro y el rock el próximo 10 de Noviembre, o, si desean este 17 de noviembre podríamos vernos en la tierra del sol amado, porque Maracaibo nos recibe con lo mejor que tiene. ¿Te atreves a seguirlos? 


Redes de la Banda: 

Facebook: @lecinemaband

Twitter: @lecinemaband

Instagram: @lecinemaband




MÚSICA: El 12_Vasallos de Venezuela abre sus "SENDEROS" a los caraqueños


MÚSICA:

Fuente: Ángel Gómez
Fotos. Cortesía



La emblemática agrupación de música tradicional que se acerca a sus 30 años de trayectoria, presenta su espectáculo más importante de 2017 en una única función en el Centro Cultural BOD de La Castellana


Vasallos de Venezuela se llena de júbilo al presentar su producción independiente Senderos, espectáculo que muestra un recorrido por los caminos que como agrupación, ha transitado durante 27 años de vida artística. La cita es el próximo domingo 12 de noviembre a las 4:00 pm en la Sala de Conciertos del Centro Cultural BOD.

Vasallos continúa llevando su música y danza por las diferentes salas del país con un trabajo único e irrepetible que pondrá a bailar y a cantar a los asistentes, con parrandas, golpes de tambor, gaitas y calipsos. Senderos toma de la mano al espectador y le hace sentir en cada pieza, cada canto, cada baile, la fuerza de los caminos y la travesía que implica recorrer las tradiciones de nuestro hermoso país.



“Senderos es la ruta y es el sentido; es la decisión y es también la acción. El rumbo define y escoge el destino, que el pasado marca y el futuro acoge. Sendero es presente, atemporal, eterno”, ha dicho Lorena Liendo, una de las vocalistas de Vasallos.

Los senderos que ha venido recorriendo Vasallos de Venezuela. Con los recuerdos y saberes tatuados en la piel por el sol de los caminos andados en el país, con el espíritu marcado por las vivencias y las conversas que aún no terminan con aquellos seres humanos que antes fueron referentes admirados, luego maestros y finalmente gente querida. Habla de las escogencias y decisiones, de nuestra idiosincrasia y finalmente de la ofrenda que, con nuestra música y danza, entregamos a las audiencias.

Así pues, bajo la dirección musical de Jesús Rondón y la dirección artística de Nahití Ortega, este domingo 12 de noviembre a las 4:00 pm en la sala de conciertos del Centro Cultural BOD, es la cita con Senderos, un reencuentro con lo que verdaderamente somos: un país lleno de riquezas que no sólo se centra en sus recursos naturales sino en el valor de su gente. Entradas a la venta en la taquilla del BOD y en www.ticketmundo.com.

Más sobre Vasallos de Venezuela

Agrupación dedicada a la investigación, creación y proyección folclórica, integrada por artistas profesionales con amplia experiencia en la música y la danza tradicional venezolana con la misión de seguir transmitiendo el amor, la pasión y el compromiso que los ha inspirado durante todo su recorrido profesional. Vasallos tiene en su haber la realización de 8 discos, 3 videos documentales, diversos premios y reconocimientos, así como giras de conciertos y participaciones en festivales nacionales e internacionales en países como Alemania, Brasil, Colombia, México, Guatemala, EEUU, Francia, Corea del Sur, Japón, Puerto Rico, Inglaterra y Portugal.

Una muestra de su trabajo en Youtube

Homenaje a Guayana


Agua de tu río


Tambores de Falcón


Tamborero





DANZA: El 02_La compañía española de danza contemporánea “La Intrusa” presenta “Mud Gallery. Animales de hermosa piel”


DANZA:

Fuente: Lic. Marisol González
Comunicaciones y RP
Fotos. Cortesía



Con veinte años sobre los escenarios de todo el mundo y reconocida con el Premio Nacional de Danza de 2015 que otorga el Ministerio de Cultura de España, “La Intrusa” presenta “Mud Gallery. Animales de hermosa piel”, un espectáculo escénico de movimiento sobre la vida y cómo afrontarla, con la fragilidad como metáfora.

La compañía española de danza contemporánea “La Intrusa”, conformada por Virginia García y Damián Muñoz, presentará una única función del espectáculo “Mud Gallery. Animales de hermosa piel”, invitada por la Embajada de España en Venezuela, el próximo jueves 2 de noviembre, a las 5.00 p.m. en la Sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño.



La compañía española se presenta en el Teatro Teresa Carreño, dentro del marco de su programación “Con Tumbao”, en un encuentro pleno-apocalíptico escénico en movimiento que reúne reconocidas compañías de danza contemporánea: la Compañía Española La Intrusa y las venezolanas Agente Libre Danza Contemporánea, Compañía Nacional de Danza y Teresa Danza Contemporánea, que coinciden en bailar frente a la adversidad con la alegría, la fortaleza y la fragilidad de la humanidad en riesgo.



La Intrusa” se fundó en 1996 en Vitoria y actualmente reside en Barcelona. Celebró sus veinte años en escena, con el reconocimiento en 2015 del Premio Nacional de Danza, en la modalidad de Creación, por la pieza que presentarán en Caracas, “Mud Gallery. Animales de hermosa piel”, reconocimiento que otorga el Ministerio de Cultura de España, y por la que también estuvieron nominados en la categoría de mejor intérprete femenina, al Max de Danza 2017.

El espectáculo “Mud Gallery”, última producción de “La Intrusa”, propone una reflexión sobre la gran lección de humildad que supone comprender qué es la vida y cómo afrontarla. Se trata de un proceso de aceptación y transformación que tal y como explicitan con su danza, tiene que ver con la reconciliación con uno mismo y la superación de las heridas y dificultades. Según, Jean-Luc Godard: “No nos hacen bellos nuestros sentimientos, ni nuestras emociones, sino la tenacidad silenciosa con la que nos enfrentamos a ellos” .

Con la fragilidad como metáfora, la herramienta de comunicación con la que intentan explicar “Mud Gallery” es el cuerpo “como lenguaje abstracto, porque es más evocador que la palabra”, relata Damián Muñoz. Escrito con anterioridad en forma de libreto de 17 escenas y tres puntos de inflexión, la pieza se presenta “como si se tratase de una galería de barro, como reza el título, un material maleable que nos permite mostrar conclusiones distintas para las etapas de cada uno de los tres personajes.”

En el espectáculo se respira una atmósfera especial que sobrepasa el escenario a través del movimiento corporal y la coreografía. “Mud Gallery” muestra recursos únicos que enriquecen la narrativa y le dan humanidad a los bailarines, así ocurre con la iluminación, que primero deslumbra y luego alcanza la oscuridad; la música, que es tan evocadora como las imágenes que se desean mostrar; y una escenografía completamente ligada a la naturaleza, con la utilización de plantas y tierra, que resulta en un trabajo artesanal, plástico y reflexivo. Su capacidad para impactar a través de lo emotivo y visual no se puede explicar con palabras.

La compañía española llega a Caracas en la primera escala de una gira que la llevará a visitar también Colombia, Ecuador y México y que es posible gracias a la AECID - Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo y el INAEM - Instituto Nacional de Artes Escénicas de España y que para su presentación en Caracas ha contado con el apoyo del Teatro Teresa Carreño, Teresa Danza Contemporánea y la Oficina Cultural de la Embajada de España.

La presentación de la compañía Española “La Intrusa” con su espectáculo “Mud Gallery. Animales de hermosa piel” en Caracas, es una oportunidad única para apreciar lo mejor de la danza contemporánea mundial. La cita es para el jueves 2 de noviembre, a las 5:00 p.m. La programación de “Con Tumbao” continuará el sábado 04 y domingo 05 de noviembre de 2017, presentándose respectivamente Agente Libre, la Fundación Compañía Nacional de Danza y Teresa Danza Contemporánea. Las tres presentaciones se llevarán a cabo en la Sala José Félix Ribas a las 5:00 p.m., en el Teatro Teresa Carreño. Las entradas tienen un valor de Bs. 4.300, y están a la venta en las taquillas del Teatro Teresa Carreño o a través de www.teatroteresacarreno.gob.ve.

Para mayor información pueden escribir a la Oficina Cultural de la Embajada de España en Venezuela: emb.caracas.cult@maec.es; o llamar a los teléfonos 0212-2610502 /0414-3063922 o contactarnos a través de las redes sociales como Twitter: @CulturaEs_Ve @teresacarreno; Facebook: Oficina Cultural Embajada de España en Venezuela, Teatro Teresa Carreño; Instagram: @CulturaEs_Ve @teatroteresacarreno; Youtube: Canal de CulturaEs_Ve; Web: www.culturaesve.org.ve y www.teatroteresacarreno.gob.ve





MÚSICA: Yisu pone a bailar a Caracas y Madrid con “Vente”


MÚSICA:

Fuente. Joel Moreno
Periodista y Reportero gráfico
Fotos. Cortesía Joel Moreno



En medio de la euforia cosmopolita de Madrid se estrena “Vente”, el primer sencillo promocional del venezolano Yisu, que se desprende de su producción discográfica “Sentimiento Original”.

“’Vente tiene esa fusión de reguetón con trap que ha todo el mundo le gusta, creo que ha salido algo muy estupendo y creo que le va a gustar muchísimo a la gente. La música urbana abarca muchos ritmos, creo que lo urbano está en su momento”, dijo Yisu.



Yisu aspira a incursionar en varios géneros musicales del gusto juvenil-contemporáneo en esta placa discográfica, bajo la producción de Oscar Yestera y la discográfica HMSmusic.

“No solamente vamos a hacer reggae, una que otra balada, para atrapar el público que le gustan otros géneros”, agregó Yisu.

El videoclip de “Vente”, que se grabó con la productora Madrid Live Experience se estrenará el próximo 18 de noviembre en todas las plataformas digitales.

Para conocer más de este venezolano que triunfa en España, están las redes sociales: @Yisumusic (Twitter y Facebook) y @yisumusic1 (Instagram).



sábado, 28 de octubre de 2017

EVENTO NAVIDAD: El 04 y 05_Conoce el Zoco navideño en el Hotel Paseo Las Mercedes


EVENTO NAVIDAD:

Fuente: Lic. Carolina Goicochea Palacios / Lic. Jezzebel Montiel
GPC COnsulting
Foto. Cortesía



A beneficio de la Instituto de Previsión del Niño y la Fundación de Todo Corazón RG


El Hotel Paseo Las Mercedes da la bienvenida a la temporada navideña con un mercado en donde el público podrá deleitarse a través de diferentes propuestas de distintas índoles que abarcan piezas artesanales, orfebrería, moda, librería; entre otras cosas.

Este evento es a beneficio del Instituto de Previsión del Niño ubicada en la ciudad capitalina y la Fundación de Todo Corazón de Richard Gibson, situada en el estado Zulia; con la finalidad de brindar ayuda a aquellos niños y adolescentes con cardiopatías congénitas.

“Zoco” se llevará a cabo el sábado 04 y 05 de noviembre en el estacionamiento del Hotel Paseo Las Mercedes en el horario comprendido de 10:00 am a 6:00 pm. La entrada es libre y para los pequeños de la casa habrá sorpresas y mucho más.

Sé parte de este evento en donde no solo podrás disfrutar de un momento de dispersión, sino que además estarás contribuyendo con una buena causa.




LANZAMIENTO: McDonald´s lanza su nueva línea de Merengadas


LANZAMIENTO:

Fuente: Lic. Ana Carolina Plaza
Directora de RRPP
Proa Comunicaciones Integradas 
Fotos. Cortesía


Los amantes y fanáticos de estas cremosas bebidas podrán elegir entre cinco deliciosos sabores: Vainilla, chocolate, fresa, duce de leche y oreo a un precio irresistible


A partir del 26 de octubre McDonald’sMR introdujo al mercado venezolano su exclusiva fórmula de merengadas en cinco deliciosos sabores: Vainilla, chocolate, fresa, dulce de leche y oreo, que estarán disponibles en todos los restaurantes del país.

Esta nueva propuesta se incorpora al menú regular de la franquicia en restaurantes y próximamente en los centros de postre. Ahora podrás completar tu pedido con cualquiera de estas cinco deliciosas y refrescantes bebidas, hechas a partir de nuestro distintivo y cremoso helado de vainilla, un toque de leche y el topping de tu preferencia, además de oreo para ese sabor de merengada.

Alejandro Chouha, gerente de Mercadeo de McDonald’s Venezuela, explica que con esta innovación la marca quiere seguir sorprendiendo a los venezolanos ofreciéndoles productos de calidad y sabores memorables, que sólo McDonald´s puede ofrecer.

“Invitamos a todos los venezolanos a que visiten nuestros restaurantes para que vivan y compartan una experiencia apetitosa en el mejor ambiente, para que merienden con la familia o sus amigos o acompañen el combo de su preferencia, con alguna de estas 5 deliciosas merengadas”, destacó Chouha.



Acerca de Arcos Dorados

Arcos Dorados es el mayor franquiciado de McDonald’s del mundo en términos de ventas en todo el sistema y en número de locales. La compañía es la cadena de restaurantes de servicio rápido ("QSR") más grande en América Latina y el Caribe. Tiene el derecho exclusivo a poseer, operar y otorgar franquicias de locales McDonald’s en 20 países y territorios de América Latina y el Caribe, incluyendo Argentina, Aruba, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Curaçao, Ecuador, Guyana Francesa, Guadalupe, Martinica, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, St. Croix, St. Thomas, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. La compañía opera o franquicia a más de 2100 restaurantes McDonald’s con más de 90.000 empleados y es conocida una de las mejores empresas para trabajar en América Latina. Arcos Dorados cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE: ARCO). Para más información sobre la Compañía, por favor visite la sección de Inversores de nuestro sitio web: www.arcosdorados.com/ir